lunes, 26 de mayo de 2008

El Gofio

Mi propuesta del día de hoy, es darles a conocer un alimento típico de nuestra zona “El gofio”, nos acompaña desde pequeños en nuestros biberones hasta nuestra edad adulta en nuestra rica gastronomía.
Por definición, Gofio es harina gruesa de maíz (millo para nosotros), trigo o cebada tostados. Alimento de origen guanche, lo que se llamaba la comida de los pobres; se combina con leche, agua, caldo o miel para sus distintas formas de comerlo. Actualmente, continúa siendo la base alimenticia de los canarios, aunque su reputación se ha revalorizado; sobre todo desde 1994 cuando le fue concedida la Denominación de Origen.

Se solía utilizar un zurrón para amasar, contener, y transportar el gofio ya que en los largos viajes en barco era un producto que se mantenía durante mucho tiempo siempre y cuando se alejara de la humedad.



Es un alimento muy energético porque posee las mismas propiedades nutricionales que los cereales de los que proviene. Es muy rico en hidratos de carbono y fibras, contiene Vitaminas B1, B2, B3 y C, así como hierro, calcio, magnesio y sodio.
Su calidad depende de varios factores que determinarán el aroma, el sabor y la textura. En primer lugar, se selecciona el grano, una vez escogido, se limpia y se tuesta. La velocidad del molido será definitiva; cuánto menor sea ésta, mejor será la harina. Además, es un producto natural que no contiene conservantes ni colorantes.

“Todo canario tiene gofio en su casa”

Se puede comer de diferentes formas y maneras: dulce o salado.

Uno muy tradicional es como acompañamiento de “Sancocho”, papas con cherne (pescado salado) guisado, se hace una “pella de gofio”, es una masa con el gofio, agua, un poco de aceite, sal y eres goloso le puedes añadir miel o azúcar…

En otra comida típica, como “el puchero” se mezclan las verduras con el gofio y se comen directamente.
En los restaurantes, se puede probar de diferentes formas, como las que detallamos a continuación:
Berrendo: gofio amasado con agua y trocitos de queso.
Cabrillas: cucharadas de gofio en polvo que se toman acompañadas de vino o con los potajes.
Rala: gofio diluido en caldo, leche e incluso vino.
Escaldón: gofio revuelto con caldo hirviendo.
Revuelto: gofio amasado con agua o caldo hirviendo.
Pan de gofio: pelota de gofio hecha con agua y sal.
Pero éstos son tan solo algunos ejemplos del amplio abanico de posibilidades gastronómicas que ofrece el gofio: tiene postres, mousses, panes, caldos, helados, etc…
Anímense a probarlo....

1 me transmiten algo:

TUPERSONALSHOPPERVIAJERO dijo...

Hola Moa,
Yo compré una bolsa grande cuando fui el verano pasado a las islas y hago tartas que están riquísimas, igual que el helado de Gofio que sólo lo he encontrado allí.
Bss
;-)

El escaparate de mi isla.